La toxina botulínica

  1. ¿Qué se consideran líneas de expresión?

Gesticulamos hasta mil veces al día, y ese movimiento continuo de la musculatura del rostro deja su huella en la piel en forma de arrugas.

Las emociones (risa, asombro, preocupación, ira, etc.) se expresan mediante la contracción de los músculos faciales, que van marcando líneas permanentes en el rostro, las llamadas líneas de expresión que aparecen en el entrecejo, las patas de gallo y las arrugas horizontales de la frente que pueden ser disminuidas  mediante un tratamiento que elimine temporalmente la actividad muscular que las causa.

  1. ¿Qué es la toxina botulínica o lo que se llama popularmente botox?

Hablamos del tratamiento no quirúrgico más frecuente, realizado en todos los grupos de edad, tanto en hombres como en mujeres, para reducir las líneas de expresión.

El tratamiento con toxina botulínica es fiable, seguro, flexible y reversible.

  1. ¿En que consiste la técnica?

Al ser un relajante muscular, va a actuar sobre las arrugas dinámicas o de expresión,  no sobre las estáticas, es decir sobre las que aparecen con el movimiento.

La toxina botulínica disminuye la actividad del músculo, inhibiendo su contracción. De esta forma, el músculo se paraliza temporalmente y se relaja, de manera que la piel situada por encima se alisa.

  1. ¿Cómo se aplica el tratamiento con toxina botulínica?

Tras una valoración minuciosa y personalizada de cada paciente, se inyecta intramuscularmente una mínima dosis  que dará lugar a la relajación parcial y reversible de la musculatura facial.

El procedimiento no deja cicatriz ni produce inflamación alguna y no es necesaria anestesia. Las reacciones adversas fueron leves y no produjeron interrupción de la terapia. No es posible realizar el tratamiento en personas alérgicas al huevo, por contener albúmina.

Para elevar la cola de la ceja, hay que pinchar el músculo orbicular, justo donde empiezan las fibras del frontal.

  1. ¿Cuándo aparecen los resultados del tratamiento?

El inicio de la acción se aprecia a los 2-3 días y a los 7 días de tratamiento el paciente comienza a apreciar los efectos. El tratamiento se puede repetir tantas veces como se desee, con un intervalo mínimo de 3 meses.

  1. ¿Qué duración tienen sus efectos?

Promedio de 4-5 meses, dependiendo de cada paciente. Aparece un efecto más prolongado después de varios tratamientos.

  1. ¿Qué profesionales pueden realizar el tratamiento?

Exclusivamente médicos con la cualificación y experiencia adecuadas en este tratamiento.  Para evitar malas experiencias siempre se deberá seguir las indicaciones del especialista, ya que las características de cada paciente son distintas.

Por último, las recomendaciones para después del tratamiento:

No masajear la zona tratada, el mismo día del tratamiento.

Utilizar protección solar después del tratamiento y evitar exponerse a los rayos uva.

No tumbarse durante las 4-5 horas posteriores al tratamiento.

Las actividades normales se pueden retomar inmediatamente después del tratamiento, aunque se recomienda esperar 24 horas para realizar alguna actividad intensa.

Evitar la ingesta de medicamentos como la aspirina y otros similares, antes y después del tratamiento.

Evitar las bebidas alcohólicas, el café, te y los alimentos picantes, antes o después del tratamiento.

No se recomienda su uso en mujeres embarazadas ni durante la lactancia.