TX Nefario - шаблон joomla Форекс

Hiperhidrosis

Es una afección por la cual una persona suda excesivamente y de manera impredecible. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso cuando el tiempo está fresco o cuando están en reposo.
Causas

La sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco y, en la mayoría de los casos, es perfectamente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, cuando hacen ejercicio o en respuesta a situaciones que las hacen poner nerviosas, furiosas, avergonzadas o temerosas.

La sudoración excesiva ocurre sin que se presenten tales desencadenantes. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas bastante activas. La sudoración incontrolable puede llevar a que se presente molestia significativa, tanto a nivel físico como emocional.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, los pies y las axilas, se denomina hiperhidrosis primaria o focal. En la mayoría de los casos, no se puede encontrar la causa, y es un padecimiento que parece ser hereditario.

Si la sudoración ocurre como resultado de otra afección, se denomina hiperhidrosis secundaria. La transpiración puede darse en todo el cuerpo o puede estar localizada en un área. Las afecciones que causan hiperhidrosis secundaria abarcan: Acromegalia, Condiciones de ansiedad, Cáncer, Síndrome carcinoide, Ciertos medicamentos y sustancias adictivas, Trastornos de control de la glucosa, Cardiopatía, Hipertiroidismo, Enfermedad pulmonar, Menopausia, Enfermedad de Parkinson, Feocromocitoma, Lesión de la médula espinal, Accidente cerebrovascular, Tuberculosis u otras infecciones.

Tratamientos

Antitranspirantes: la sudoración excesiva se puede controlar con antitranspirantes fuertes, los cuales taponan los conductos sudoríparos. Los productos que contienen del 10 al 20% de hexahidrato de cloruro de aluminio son la primera línea de tratamiento para la sudoración en las axilas. A algunos pacientes se les puede prescribir un producto que contenga dosis más altas de cloruro de aluminio, que se aplica en las noches en las áreas afectadas. Los antitranspirantes pueden causar irritación de la piel y las grandes dosis de cloruro de aluminio pueden estropear la ropa. Nota: los desodorantes no previenen la sudoración, pero ayudan a reducir el olor corporal.

Medicamentos: pueden prevenir la estimulación de las glándulas sudoríparas. Se recetan para ciertos tipos de hiperhidrosis, como la sudoración excesiva de la cara. Tienen efectos secundarios y no son apropiados para todas las personas.

Botox: la toxina botulínica tipo A (Botox) se usa para el tratamiento de la sudoración intensa en las axilas, una afección llamada hiperhidrosis axilar primaria. La toxina botulínica inyectada debajo del brazo bloquea temporalmente los nervios que estimulan la sudoración. Los efectos secundarios incluyen dolor en el sitio de la inyección y síntomas seudogripales. El Botox utilizado para el sudor en las palmas de las manos puede causar debilidad leve pero temporal y dolor intenso.